Saltar al contenido

Masaje ayurvédico

Masaje ayurvédico

El masaje ayurvédico es una parte clave de la terapia ayurvédica. Así como una máquina necesita ser engrasada, al cuerpo le encanta tener su órgano más grande, la piel, calmada, por lo que los aceites se usan comúnmente en el masaje ayurvédico.

Si el masaje ayurvédico forma parte de un programa Ayurveda más completo o simplemente se realiza por el simple placer de un masaje corporal profundamente relajante e indulgente; El masaje ayurvédico es uno de los secretos mejor guardados de la India antigua.

Más de 5.000 años de investigación empírica han refinado el masaje ayurvédico en un arte sublime y, sin embargo, todavía no ha sido escuchado por muchos. Sin embargo, combinar el conocimiento experto del cuerpo con el conocimiento de las técnicas de aceites, música y trabajo corporal ha resultado en un arte profundo para equilibrar el cuerpo y la mente a través del masaje con aceite.

MASAJE AYURVÉDICO: BENEFICIOS TERAPÉUTICOS

 

El masaje con aceite se usa de forma constante en todos los tratamientos de masaje ayurvédico. Su enfoque tranquilo significa que los receptores no solo son inducidos a un estado relajado durante el masaje, sino que también reportan una mejora en sus patrones de sueño y una sensación general de bienestar. En un mundo ideal, el masaje ayurvédico se llevaría a cabo todos los días para ayudar a mantener a raya los efectos que las tensiones y tensiones cotidianas pueden tener en nuestras mentes y cuerpos.

Masaje ayurvédico ayurvédico Acerca del masaje ayurvédico Terapia ayurvédica BienestarViajando a través del mar de la vida, nuestros cuerpos reúnen percebes de condicionamiento a través de diversas experiencias. Estos ‘percebes’ son áreas de tensión subconscientes que albergan nuestra historia de bagaje emocional, como defensas y vulnerabilidades. Abrumado por la toxicidad emocional, nuestro cuerpo se arma contra los ataques de los “fantasmas” del pasado. Un terapeuta de masaje ayurvédico sensible es capaz de leer el mapa del cuerpo de un individuo de dolores, dolores, bultos y protuberancias, plenamente consciente de que cada toque evoca ciertas emociones y facilita suavemente el “dejar ir” las heridas no resueltas.

Durante un masaje ayurvédico, se produce una transferencia sutil de energía electromagnética entre el terapeuta y el cliente, por lo que es importante confiar y sentir “buena onda” con el terapeuta elegido. Uno debe sentirse receptivo y seguro para permitir la energía del terapeuta. A su vez, una oleada de amor y compasión incondicional fluye a través del terapeuta mientras respeta la fe que usted ha puesto en ellos, un honor que no se toma a la ligera. Quizás es por eso que la palabra ayurvédica para el petróleo es sneha; un término también sinónimo de amor, amabilidad y ternura; todos los sentimientos que deberían envolverte durante un masaje corporal ayurvédico. Si el amor es la panacea, entonces un masaje de aceite ayurvédico es una gran manera de obtener una buena dosis de amor incondicional.

La mayoría de las formas de la terapia de masaje ayurvédico para el cuerpo comienza con un masaje de aceite preliminar y luego puede proceder a una técnica más especializada …

Terapeutas como escultores

 

Los movimientos de masaje ayurvédico varían de profundos a superficiales y siguen el flujo de canales de energía, vías nerviosas y crecimiento del cabello. Hay tres tipos de movimientos: activo (presión fuerte), pasivo (caricia delicada) y persuasivo (pellizcar o amasar los músculos pequeños con el pulgar y el índice).

Antes del masaje ayurvédico, el terapeuta enfoca su energía con una breve meditación de equilibrio y puede recitar una oración. Como un baile hipnótico, el terapeuta sincroniza su respiración con el receptor para mantener una interconexión profunda. Como un escultor que fluye con el molde del cuerpo, crean un estado de ánimo muy relajante y animador. Se tiende a todo el cuerpo (excepto la región genital) para lograr una sensación de integración y alineación de todo el cuerpo.

Marmas y Chakras

El masaje corporal ayurvédico se realiza con una conciencia aguda de los marmas y los chakras. En Ayurveda, las marmas son puntos vitales similares a los puntos de acupresión. Manipulados correctamente, revitalizan todo el cuerpo. Aunque las marmas son innumerables, hay 107 principales ubicadas en las uniones donde se unen carne, venas, arterias, tendones, huesos y articulaciones, además de ser los asientos secundarios de energía sutil (Prana o Qi). Es en estas áreas donde el dolor y la debilidad tienden a congregarse. Los marmas son también los puntos donde las fuerzas vitales elementales del éter, el aire, el fuego, el agua y la tierra convergen y, por lo tanto, donde la inteligencia organizadora del cuerpo está más concentrada.

Los siete grandes marmas en masaje ayurvédico son los mismos que los chakras principales. Estos siete chakras son vórtices de energía ubicados sobre las principales glándulas endocrinas: las gónadas y los ovarios, el páncreas, las glándulas suprarrenales, el timo, la tiroides, la hipófisis y la pineal. De acuerdo con Ayurveda, cada chakra nutre órganos particulares y controla varios aspectos psicofisiológicos de nuestro ser. Cuando están bloqueados, se produce una enfermedad física. El masaje con aceite ayurvédico abre y limpia estos canales de energía para que la corriente fluya libremente y se libere nuestra vitalidad latente.

El aporte de apoyo a los sentidos se enfatiza durante la terapia de masaje ayurvédico ya que nuestros sentidos son las puertas de entrada a nuestros procesos biológicos y mentales. El sentido del tacto ya se está empleando, pero ¿cómo se puede reclutar el sentido del olfato, la vista y el oído en el proceso de curación?

“La música le da alma al universo, alas a la mente, vuelo a la imaginación, encanto a la tristeza, alegría y vida a todo” – Platón

Durante un masaje ayurvédico, la música es una adición muy edificante y meditativa a la experiencia. Trascendiendo el intelecto, la música toca nuestra esencia espiritual más profunda y es por eso que el término sánscrito de la nota (swara) significa la expresión del alma. Al transportarnos a un reino de vibraciones etéricas, la música activa el lado derecho del cerebro que nutre la creatividad, la intuición, la receptividad, la suavidad, la quietud, el silencio, los sueños, la relajación, la imaginación y la regeneración. El sonido es simplemente una vibración que provoca cambios en las formas por las que fluye, nuestros átomos literalmente ‘bailan’ al ritmo de la música.

Durante miles de años, los musicoterapeutas ayurvédicos han utilizado las Ragas (72 melodías principales) para disipar los desequilibrios. Estas melodías se desarrollaron a través del reconocimiento de las vibraciones cósmicas que emanan de las fuerzas naturales. Al reflejar un estado de ánimo particular y la realidad física, los biorritmos del oyente comienzan a resonar con la vibración musical, creando una armonía. Algunos Ragas comúnmente utilizados incluyen a Raga Bhairavi, Raga Hindol, Raga Pooriya, Raga Bhageswari y Raga Jaijaivanti.

Huele las rosas

 

Ayurveda y baño masaje ayurvédico Acerca del masaje ayurvédico Ayurveda y bañoLa aromaterapia ayuda a que nuestros 10 millones de células detectoras de sentidos entren en un estado de relajación sin esfuerzo. El olfato es el único sentido con un vínculo directo al centro límbico o emocional del cerebro. Durante un masaje ayurvédico, por lo tanto, le da a los aromas el poder de evocar impresiones vívidas, conjurar recuerdos y desencadenar emociones.

Al despertar, las damas de los palacios de la India se bañaban en un estanque lleno de pétalos de mil rosas. Sus cuerpos y cabello fueron luego limpiados y embellecidos con aceites de hierbas de jazmín, sándalo y henna. La mezcla de aceites esenciales creó un aire de deleite sensual que intoxicaría a cualquiera que entrara en los terrenos del palacio.

Elegir el aroma correcto

Todos tienen una neuro-asociación particular ligada a ciertos olores. Para una persona, el aceite esencial de rosa puede evocar sentimientos felices del jardín de su infancia, mientras que otro puede ser rechazado por su asociación con un funeral trágico. Por lo tanto, es de suma importancia que el olor durante una experiencia de masaje induzca un estado positivo en el inhalador.

El aceite esencial también debe contrarrestar los desequilibrios elementales de uno. Los principios ayurvédicos sugieren, por ejemplo, que una persona caliente, enojada e inquieta con inflamación de la piel experimentaría un agravamiento del aceite esencial de canela en una base de aceite de semilla de mostaza. Sin embargo, esta combinación sería ideal para una persona fría, regordeta y letárgica que padece bronquitis. La primera persona “caliente” experimentaría alivio del aceite esencial de jazmín o sándalo en una base de aceite de coco, mientras que el que sufre de bronquitis podría sentirse peor a causa de esto.

Mantras

El uso de mantras a veces está involucrado en la terapia de masaje, pero estos generalmente se cantan silenciosamente en la mente del terapeuta. Los mantras son vibraciones sonoras concentradas y específicas, que limpian sutiles impurezas de la mente y los canales de energía. George Harrison los describió como “una energía mística encerrada en una estructura de sonido, cada mantra que contiene dentro de sus vibraciones un poder único”. En el masaje ayurvédico, los mantras se pueden incorporar para invocar energías curativas particulares o para eliminar bloqueos específicos de los chakras.

Los sueños son las plántulas de la realidad
Un poderoso aliado de la carrocería, las visualizaciones activan el lado derecho de la capacidad de renovación y cambio del cerebro. Dado que la mente es excepcionalmente impresionable y receptiva durante la terapia de masaje, debido al estado de la onda cerebral alfa inducida, es el momento perfecto para eliminar las creencias negativas y plantar creencias de semillas positivas con intenciones conscientes. Las visualizaciones son una forma de aprovechar el viejo adagio de que todo lo que concebimos y creemos sinceramente, lo podemos lograr. Lejos de ser solo un concepto fugaz de la nueva era, los usos de afirmaciones y visualizaciones se han utilizado en Ayurveda y Yoga durante miles de años bajo la apariencia de samkalpas.

Todas las cosas buenas deben llegar a su final
Una sesión de masaje ayurvédico a veces termina con un exfoliante corporal con frijoles o harinas de granos conocidos como ubtanos. Estos facilitan la exfoliación, promueven la eliminación del aceite y estimulan la circulación, así como también producen una tez brillante. También se puede ofrecer un baño de vapor o cámara para calentar aún más el cuerpo y mejorar la absorción de aceite de masaje.

Cuando el masaje ayurvédico forma parte de un plan terapéutico más completo, un especialista calificado en Ayurveda evaluará el equilibrio dosódico de su cuerpo antes de iniciar cualquier terapia de masaje para asegurarse de recibir la forma más adecuada de masaje ayurvédico para sus necesidades. Después de investigar el estado de sus tejidos, los sistemas de su cuerpo, las condiciones previas y la disposición mental, se recomendará el tipo ideal de masaje ayurvédico según sus necesidades y se adaptará a su gusto. Los trazos, aceites, marmas y chakras específicos, la música, las afirmaciones y las visualizaciones guiadas también están formulados para mejorar el impacto terapéutico de su masaje ayurvédico.

Mas acerca de Masoterapia .

Puntos importantes sobre Reflexologia Podal .

Rolfing

Rolfing

Automasaje

Automasaje

Masaje Anma

Masaje Anma